¿Quiénes Somos?

Nuestra Visión

Somos una gran multitud de adoradores que envía liderazgo relevante a las naciones.

Nuestra Misión

Equipamos cristianos de excelencia, que, llenos del Espíritu Santo, viven en familia, extienden la iglesia de Cristo, establecen el Reino de Dios y transforman su sociedad.

Nuestros Valores

Para cumplir con la visión y mantener el compromiso con la misión que hemos recibido de Dios, tenemos que enfatizar el ser antes que el hacer. Por ello, todo miembro de la iglesia debe encarnar mínimo los siguientes valores:

Espiritualidad Profunda

Somos gente que pasa a diario su Tiempo con Dios en meditación de la Palabra y la oración, y, por ello, nos mantenemos mostrando en nuestro carácter el fruto y la llenura del Espíritu Santo, viviendo bajo convicciones profundas basadas en la Palabra de Dios.

Amor Manifiesto

Vivimos amándonos unos a otros en un espíritu de perdón y conciliación, desarrollando redes de relaciones profundas y permanentes de comunión y amistad.

Alegría de Servir

Existe entre nosotros un lindo espíritu de servicio comprometido y voluntario con diligencia y excelencia. Cada miembro de la iglesia sirve al Señor con una motivación pura y disfrutando cada cosa que se hace.

Autenticidad

Vivimos con integridad, sin diferencias entre lo que se habla y lo que se vive; practicamos la vida en el temor de Dios, enfatizando el carácter y la vida consagrada al propósito de Dios.

Trascendencia

Cada persona es influyente en su entorno por medio del ejemplo, el amor y el servicio. Educamos nuestra generación para que conquiste su entorno y a las siguientes generaciones, para que continúen estableciendo el reino de Dios.

Nuestra Historia

“Somos una gran multitud de adoradores que envía liderazgo relevante a las naciones”. Esta es la visión con la cual Dios nos ha permitido desarrollar el Ministerio Puente Largo de la iglesia Filadelfia, en la ciudad de Bogotá, a lo largo de los últimos años.

Como iglesia cristiana, nacimos en el año de 1979, en la ciudad de Bogotá.

Luis Hernando Beltrán y Alexandra Reyes, padres de Mateo, Juan José, Isabella y Ana Sofía, son nuestros actuales pastores titulares. En sus primeros años, su ministerio estuvo enfocado en alcanzar a los estudiantes universitarios, a través del evangelismo personal.

El Señor les ha permitido desarrollar relaciones cercanas con diferentes ministerios en el ámbito nacional e internacional, con el objetivo de edificar, fortalecer y equipar la iglesia para el cumplimiento de la Gran Comisión.

Hemos apoyado y desarrollado la obra misionera en Colombia, España, Cuba, Estados Unidos, Jordania, Israel, México, Doha, Venezuela, Brasil, Perú y Argentina, con alrededor de 28 misioneros; utilizando diferentes medios para difundir de manera eficaz el mensaje de salvación.

A través de la plantación de iglesias, estamos equipando cristianos de excelencia, que, llenos de la vida de Cristo en el poder del Espíritu Santo, viven en familia, extienden la iglesia de Cristo, establecen el reino de Dios y transforman la sociedad. Como resultado de lo anterior, hoy tenemos seis congregaciones bajo cobertura del Ministerio Puente Largo.

Los pastores Fernando Suárez y Gladys Maritza Pachón, desde el año 2001, son los responsables de la sede en Chía.

La sede de Occidente es pastoreada por Tito Manuel Garzón y Guiomar Bonilla Pardo, desde el año 2016.

Andrés Rojas y María Montoya son los pastores encargados de la sede de Suba, desde el año 2011.

La congregación de Bella Flor, en la localidad de Ciudad Bolívar, nació en el año 2012, y desde el 2014 es pastoreada por Nelson López y Verónica Andrade.

Los pastores Jorge Cárdenas y su esposa Sandra Villamizar se encuentran al frente de la congregación de Soacha, que nació en el año 2012.

Finalmente, este año se fundó en el barrio Samper Mendoza la sede Centro, pastoreada por Edward Cárdenas y su esposa Nicoll Alzate.

Principios de Pastoreo

Dependencia

Todo miembro de la iglesia debe servir al Señor en el poder y la dirección del Espíritu Santo, haciendo su Tiempo con Dios a diario. Hechos 1:8 y 1 Pedro 4:11.

Testimonio

Todo miembro de la iglesia tiene la responsabilidad de testificar a otros del Evangelio de Jesucristo, dependiendo del Espíritu Santo. (Diferenciando entre tener la responsabilidad y tener la habilidad sobrenatural. Evangelista y el testigo). Hechos 1:8, Marcos 16:15 y  Lucas 24:46-48.

Mentoreo

Todo miembro, como parte de su proceso de discipulado, debe ser mentoreado o cuidado por un discipulador que le ayuda a superar las diferentes etapas de su madurez cristiana, llevándole a depender de Cristo. Mateo 28:18-20.

Identidad

Cada miembro de la iglesia debe someterse a un proceso de liberación, a través de la renovación de su mente y la identidad con Cristo. Efesios 4:20 y 22-24.

Doctrina

Todo miembro de la iglesia debe recibir y permanecer fiel a la doctrina que el equipo apostólico determina para la iglesia. Hechos 2:41.

Comunión

Los miembros de la iglesia deben desarrollar relaciones profundas de amistad y compañerismo cristiano. Hechos 2:42.

Cena del Señor

Todo miembro de la iglesia debe participar de la cena del Señor en el templo y en su equipo de trabajo cercano, para revisar permanentemente su vida de santidad y compromiso con el Señor. Hechos 2:42.

Oración

Todo miembro de la iglesia debe aprender a orar personalmente y participar de las reuniones de oración de la iglesia. 1 Tesalonicenses 5:17 y Hechos 2:42.

Servicio

Cada persona debe servir dentro de la iglesia, de acuerdo con los dones recibidos y el poder del Espíritu Santo. 1 Pedro 4:10 y 1 Corintios 12:14.

Pastoreo

Cada miembro de la iglesia debe pertenecer a un grupo pequeño y a una congregación, para ser cuidado por el sistema pastoral. Hechos 2:46 y 1 Pedro 5:1-4.

Perfeccionamiento

Cada persona debe recibir un entrenamiento práctico antes de servir en el ministerio. Efesios 4:11.

Equipo

Cada miembro de la iglesia debe funcionar dentro de un equipo ministerial una vez ha sido entrenado. Hechos 1 y Hechos 19:1-7.

Sujeción

Todo miembro de la iglesia debe caminar sujeto a la visión y a las directivas que la iglesia establezca, para mantenerse en el propósito de Dios. 1 Corintios 12:12-13, 1 Corintios 1:10 y Hebreos 13:17.

Interdependencia

Cada miembro de la iglesia debe servir en un ministerio que interactúa con otros ministerios, para edificar el cuerpo de Cristo en el ámbito local. 1 Corintios 12:21.

Fidelidad

Cada miembro de la iglesia deberá demostrar fidelidad al Señor y a las autoridades, para tener el privilegio de servir en funciones directivas de la Iglesia, si está llamado a ellas. Mateo 25:14-30, 2 Timoteo 2:2 y 1 Timoteo 5:22.

Declaración de Fe
  1. Un Dios trino (Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo), creador soberano del  universo, revelado al hombre, autor de la redención del hombre y de la creación y juez Supremo en el juicio final.
  2.  La Biblia Cristiana, testamentos Antiguo y Nuevo, inerrables en su forma original, que fueron verbalmente inspirados por Dios y son revelación completa de Su Voluntad, para la salvación de los seres humanos. Ellos constituyen la regla divina de fe, práctica y conducta cristianas.
  3.  La deidad esencial de nuestro Señor Jesucristo, su encarnación real y humanidad al ser concebido por el Espíritu Santo, para nacer de la virgen María.
  4.  El reconocimiento único e insustituible de Dios Espíritu Santo como exclusivo vicario de Cristo en la Tierra, y su integral ministerio en la Iglesia y el mundo.
  5.  La pecaminosidad universal y la culpabilidad del hombre caído, que acarrean la ira de Dios y la condenación eterna.
  6. La muerte sustitutiva, justificadora y expiatoria de nuestro Señor Jesucristo, como único fundamento suficiente de la redención del hombre, de la culpabilidad y del poder del pecado.
  7. La resurrección real de nuestro Señor Jesucristo, quien se levantó de los muertos en un cuerpo glorificado, y así habrá de venir con poder y gloria por segunda vez. Esperamos el retorno visible del Señor Jesucristo y la resurrección de los muertos.
  8. La salvación del ser humano por gracia soberana de Dios, por medio de la aceptación y adhesión personal (fe) en la obra y persona de nuestro Señor Jesucristo.
  9. La obra regeneradora de Dios Espíritu Santo, quien mora en el cuerpo del creyente en  Jesucristo, lo ilumina, guía, santifica y capacita con dones y ministerio, para que pueda cumplir con su llamamiento y función en la Iglesia cristiana.
  10. La existencia real de solo tres (3) lugares de destino eterno para el ser humano: el cielo, para los redimidos por la sangre de nuestro Señor Jesucristo y que conforman la Iglesia de Jesucristo; la tierra nueva,para los israelitas y gentiles que son salvados por Jesucristo durante la tribulación y el milenio, y el infierno, para los que rechazan la salvación que solamente hay en Jesucristo.
  11. La unidad espiritual y real sacerdocio de todos los creyentes en Jesucristo, y la misión de la Iglesia como expresión de vida y ministerio de los creyentes –discípulos en Colombia y en todo el mundo–.
  12. Al Señor Jesucristo como única cabeza de su Iglesia: su cuerpo, el cual está integrado por todos los creyentes vivos y muertos, quienes han sido unidos a Él mediante la fe salvadora, durante la dispensación de la gracia.
  13. Compromiso con el mandamiento del Señor Jesucristo de proclamar con palabras y hechos su santo evangelio a toda criatura y pueblo, estableciendo funcionalmente comunidades cristianas en cada localidad, con autonomía una de otra en cuanto a gobierno, finanzas y expresión de fe.
  14. La necesidad de mantener, conforme a la Palabra de Dios, la pureza y el sentido de misión de la Iglesia en cuanto a doctrina, vida cristiana comunitaria y servicio a sus miembros y a los necesitados, aceptando el evangelio del Señor Jesucristo como la respuesta completa a la totalidad de las necesidades temporales y eternas del ser humano.
  15. La manifestación de las señales del Reino de Dios entre los hombres, en la Iglesia como esposa de Cristo y en la consumación futura del Reino de Dios.
  16. El compromiso con la paz de Colombia y que, como Iglesia cristiana, estamos llamados a tener una presencia efectiva en el mundo: en oración, rogativas, evangelización y práctica de nuestra fe, manteniendo el espíritu misionero.
Nuestro Pastor Principal

Luis H. Beltrán

Luis Hernando Beltrán, es el pastor titular de la Iglesia Cristiana Filadelfia de Puente Largo junto con su esposa Alexandra Reyes, por alrededor de 21 años. Adelantó sus estudios de Teología en el Seminario Bíblico Filadelfia.

Durante su vida ministerial, ha ejercido diferentes roles al servicio de la iglesia a nivel local e internacional, entre ellos como Secretario de Cedecol, y  Director Ministerial de Duranno Latino para Suramérica.

Una de sus mayores preocupaciones es que la Iglesia local pueda ser fortalecida en la palabra de Dios y equipada por medio de diferentes herramientas, por ello ha apoyado el Tiempo Con Dios, la Escuela de Padres, entre otros.

El Señor le ha permitido participar en la plantación de varias iglesias y estableciendo relaciones cercanas con ministerios ya existentes en Colombia y otras naciones. Su gran pasión es conectar a las generaciones con la verdad del evangelio de Jesucristo.

Testimonials

Dios cambió mi vida y esto empezó a suceder desde que llegué a Puente Largo. Aquí he aprendido mucho de su Palabra y me he llenado de paz. Esta Iglesia es mi familia.

Leidy Barrios
Testimonials

Mi familia y yo disfrutamos mucho estar en Puente Largo. Habíamos buscado una iglesia desde hace mucho tiempo pero en ninguna nos hemos sentido tan amados como aquí, conocemos más de Dios y eso es lo máximo.

Blanca Ortiz
Testimonials

El Señor restauró mi matrimonio. Vivíamos en peleas constantes pero su palabra que hemos aprendido en esta iglesia ha sido la clave para levantarnos y vivir conforme a sus principios, nuestros hijos ya no nos oyen pelear sino cantar. Agradezco a Dios por esta Puente Largo

Javier Gómez